Dignidad democrática

0
19

Des de la Joventut Socialista de Catalunya, queremos mostrar nuestro total rechazo a las declaraciones que realizó ayer Pablo Iglesias (líder de Unidas Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno) sobre el exilio republicano y la figura del huido de la justicia Carles Puigdemont.

En nuestro país, la memoria democrática ha estado muchos años relegada a un segundo plano, bien fuera por miedo a rememorar nuestro pasado colectivo, o bien por temor a reabrir heridas. Algo que, por suerte, cambió hace más de una década de la mano del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Hoy en día seguimos dando pasos hacia la recuperación de la memoria de nuestro país, y uno de los periodos clave de nuestra historia es precisamente la guerra civil y sus consecuencias, el exilio republicano. El exilio republicano fue un suceso trágico que por nuestro ideario democrático no debemos olvidar, en el que miles de personas dejaron sus casas, pertenencias, familias y futuro atrás, enfrentándose en su huida al rechazo, la miseria y en muchos casos la muerte. Tampoco debemos olvidar como muchos de ellos seguirían siendo perseguidos años después por las sombras del nazismo en Europa acabando en los campos de trabajo y exterminio donde individuos y familias enteras fueron forzadas, humilladas y asesinadas.

Los exiliados republicanos huían de una guerra civil, donde habían defendido y luchado valientemente por la legalidad republicana contra un alzamiento militar con tintes fascistas durante años, con su sangre y su sufrimiento por la libertad, la justicia y la democracia.

Por el contrario, Carles Puigdemont utilizó dinero público de forma fraudulenta con una malversación de fondos públicos, probado tanto a nivel estatal como internacional (Alemania sin ir más lejos), tal y como fue demostrado en los tribunales.

Por si eso fuera poco, disfruta de un estatus privilegiado en su mansión de Waterloo, una situación nada comparable a los republicanos que fueron internados en los campos de concentración de Argelès en el sur de Francia, en los barcos a su llegada a México o en centros de refugiados en otros países que acogieron a los defensores de la libertad españoles.

Cabe decir que en España cualquiera puede defender sus ideales y opiniones democráticamente, pero nunca por encima de la ley, cargando contra nuestra Constitución y nuestro Estatuto de autonomía, utilizando las instituciones y dinero público para fines partidistas.

Se tratan de unas muy desafortunadas declaraciones que ofenden al dolor y sufrimiento de miles de familiares republicanos, cuyos padres o abuelos tuvieron que huir de España en condiciones miserables y desesperadas. Unas declaraciones que, realizadas públicamente por un vicepresidente del gobierno, exigen una rectificación pública por parte del mismo.

Por todo ello la Joventut Socialista de Catalunya, nos solidarizamos con el sufrimiento y dolor del exilio republicano, el cual nunca olvidaremos y siempre recordaremos, exigiendo al vicepresidente del gobierno Pablo Iglesias una clara rectificación.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here